Las 4 fases del inbound marketing más allá del plano digital

Ariannaly Pea

Al hablar de inbound marketing se hace referencia al proceso de acompañar al cliente en toda su experiencia de interacción con la marca hasta la fidelización con la misma. A pesar de ser una estrategia diseñada originalmente para web – y esto es una opinión personal- incluir elementos reales y tangibles, cuyos objetivos sean similares a los que persigue el inbound marketing, puede marcar una diferencia en cuando a posición versus la competencia.

Y, yendo al grano, realmente el proceso de crear conexiones puede –y debería- ser aplicable y aplicado a distintas áreas de desarrollo: desde las plataformas digitales hasta la interacción física con el cliente, si la tiene, (después de todo, in-bound en inglés compuesto es el crear un sentimiento de compromiso, de lealtad).

Esto proceso según Inboundcycle puede organizarse en fases, que es el camino que persigue el cliente cuando interactúa con una marca:

  1. Atracción

Enfocar esfuerzos para atraer a los clientes al punto focal. Originalmente, se junta la publicidad y el marketing (SEO, redes sociales, relaciones sociales, medios BTL…) para dirigir la atención del cliente a una web particular de la marca, sea propia o blog.

Sin embargo, no suena tan loco enfocar esto en, capaz, un lugar físico: dónde se dictará un taller o curso, donde se hará alguna actividad especial, una red social en particular…Es cuestión de saber dirigir el mensaje.

  1. Conversión

En el plano digital, es el proceso en el que un usuario se “registra” en la web, de esta manera si se desea hacer un futuro email marketing, pues allí están los datos. Además, el tener un “perfil” hace que las personas se sientan parte de algo.

En otro plano, podría ser el equivalente a llamar a las personas por su nombre de pila, ofrecer refrigerios, cortar la comunicación vertical a la horizontal, incluso sentirse en la libertad de contar anécdotas…Que se sientan parte de tu mundo, que sepan que son más para la marca que una transacción, que son parte de su comunidad y le importa interactuar con ellos.

Aquí también radica el contenido que se le ofrece, lo conocido como marketing de contenidos.

  1. Educación

Este es quizás un proceso bastante técnico de automatización de marketing, sin embargo puede extrapolarse porque el objetivo es el mismo: enseñar a las personas qué hacer, cómo hacerlo y cómo es más fácil.

Desde informar sobre descuentos hasta indicarle formas de pago o paso-a-paso en el método de compra, la idea es sembrar el camino y enseñarle al cliente por dónde ir, sin atosigarlo ni perseguirlo.

  1. Cerrar y fidelizar

Solicitar feedback, tener un buzón de recomendaciones, permitirles dar Rank o puntuación a su experiencia no solo da un mensaje de que a la marca le importa el cómo se sienta o se haya sentido el cliente, sino que es una manera efectiva de reconocer fallos y tener indicios de cómo mejorarlos.

Ventajas de la inclusión del inbound marketing en la estrategia de mercadeo

Cuando se decide arrancar un proyecto de emprendimiento, surgen ciertas incomodidades o dudas de cómo será el proceso de captar clientes. Dentro de las estrategias ideales para cualquier empresario emprendedor, se encuentra el inbound marketing, definido como la captación de clientes de manera gentil y poco invasiva.

Esta estrategia es ideal porque como emprendedor a veces no se tiene el alcance o los recursos necesarios para campañas masivas, y la mejor forma de consolidar tu negocio es creando clientes fieles que aprecien y compartan (no hay nada mejor que el boca-a-boca de influencers) la calidad de tu trabajo.

Tener en cuenta los pilares del inbound marketing, y cuáles son algunas técnicas es una forma de considerarlo dentro de un plan de comunicaciones integradas. El objetivo es que se puedan ocupar distintos frentes para asegurar de entregar el mensaje deseado y, sobre todo, generar la respuesta esperada.

Comenta y participa