¿Por qué los jóvenes buscan emprender?

Ariannaly Pea

Desde el 2010 el emprendimiento ha tomado rumbo como concepto y primer plan viable en muchas partes del mundo, sobresaliendo de forma característica América Latina entre ellos. Las razones para emprender son muchas, y estas se reconocen a nivel mundial.

Sin embargo, no podemos dejar de preguntarnos ¿por qué? ¿Por qué los jóvenes actualmente buscan emprender con tanto ahínco? Y, ya que lo planteé: ¿por qué sobresale América Latina? Pues bien, razones para considerar hay muchas, pero yendo de atrás hacia adelante, hay que analizar ciertas cosas.

Es innegable el progreso tecnológico y científico que se presenta en países desarrollados: la cantidad de descubrimientos a nivel de avances de materia en el primer mundo son imparables, y parece que el futuro se hace cada vez más cercano.

A pesar de ello, hay una característica en particular que hace que América Latina sobresalga entre las regiones con mayor índice de emprendimiento, y es que la gran mayoría de los países integrantes son promesas de desarrollo, pero los jóvenes que están ahorita arrancando tantos proyectos tan creativos son personas que probablemente no crecieron con todas las comodidades del mundo y, como dicen, les tocó resolver. Solo que lo llevaron más allá.

Sin ánimos de crear una disputa sobre las condiciones de vida o qué ambiente puede promover más la capacidad creativa de los jóvenes, es innegable que el latinoamericano tiene un ingenio envidiable: desde la manera de resolver las cosas hasta la cantidad de soluciones que puede aportar. Estar expuestos a situaciones extremas es lo que puede ser el detonante del emprendimiento.

Jóvenes destacados latinoamericanos que buscaron emprender

El Banco Mundial registró que el 40% de los jóvenes prefieren actualmente arrancar sus propios negocios y es por ello que países como Venezuela, Perú, Argentina y, sobre todo, Chile, han integrado en sus planes de desarrollo económico la integración de mecanismos que impulsen los emprendimientos.

Es por ello que desde el 2005 la presencia de ambientes de coworking, aceleradoras e incubadoras de emprendimientos han aumentado radicalmente. No es extraño, pues estos países han pasado en distintos períodos por situaciones económicas críticas que han sido el interruptor en la población para que comenzara a buscar trabajos alternativos o más lucrativos para poder continuar con su día a día, y que paulatinamente se convirtieron en casos de éxito.

Incluso, la edad y la percepción están cambiando; antes en Latinoamérica el índice de edad para emprender era de adultos ya establecidos, sin embargo resultados de encuestas realizadas por Young Business Talent y la Fundación Más Humano reportan que más de la mitad de la población emprendedora inicia o tiene su gran idea a partir de los 22 años.

Créelo o no, para emprender hacen falta una idea, compromiso y dedicación, y para ello están estos jóvenes latinoamericanos emprendedores que son testimonio de que nuestro ingenio no tiene límites:

  1. Máximo Cavazzani

    ¿Alguno jugó con en algún momento Apalabrados? ¿O Preguntados? Aquél juego de ruleta y desafío… Pues bien, Cavazzani es un joven argentino de 30 años cuya pasión por la programación lo llevo a desarrollar estos juegos, además de fundar una empresa desarrolladora de aplicaciones móviles.

  2. Mariana Costa

    Esta peruana fundó Laboratoria para brindarle la oportunidad a mujeres de bajos recursos en Chile, Perú, México en el campo del desarrollo informático, ¡y no tiene ni 35 años!

  3. Andrés Barreto

    ¿Alguien utiliza el reproductor de música Grooveshark? Bien, a los 18 años este joven colombiano creó esta plataforma. Actualmente Barreto tiene en su haber diversas compañías y empresas, entre ellas aceleradoras de proyectos con sedes en diversos países de América; la gran mayoría de su trabajo está enfocado en crear oportunidades e impulsar a jóvenes emprendedores a encontrar el éxito con sus proyectos. Cabe destacar que Barreto dejó la universidad y utilizó tutoriales, blogs y guías en internet para resolver sus dudas de informática y programación.

  4. Beto Pérez

    Todos tenemos algún familiar o amigo cercano que ama bailar zumba (si no lo tienes, probablemente eres tú). Esta mezcla de ritmos latinos para practicar aeróbicos se convirtió en un éxito a nivel mundial, y todo nació después de que este coreógrafo se mudara a Miami y necesitara encontrar un trabajo que le permitiera subsistir.

  5. Andrés Moreno

    A este venezolano le tomó 8 años poder conseguir fondos suficientes para levantar su compañía, y actualmente no hay quien no haya escuchado sobre Open English, la plataforma digital para aprender inglés. Moreno no se quedó allí y, luego de posicionar su empresa, se expandió para desarrollar plataformas de enseñanza y educación online.

Por supuesto, los casos no deben desestimar el esfuerzo de uno ni otro; pero es importante destacar que el trabajo y la perseverancia pueden llevar a las personas muy lejos, porque como ellos hay muchísimas historias más. No hay que ser Steve Jobs ni Mark Zuckerberg para tener la posibilidad de hacer grandes cambios, y quizás no se trata de buscar cambiar el mundo de una sola vez, sino persona a persona, cliente a cliente.

 

 

 

 

 

 

Comenta y participa