El Marketing Digital como estrategia para perdurar en el tiempo – por Mauren Rebolledo

El Marketing Digital es una tendencia que va en crecimiento, y está siendo

implementada por  las organizaciones que desean perdurar en el tiempo.

En una organización, la mayor parte de la responsabilidad de tener ideas que requieran estrategias y delimitación para ser llevadas a cabo, recae sobre el equipo de trabajo encargado del marketing. Además de esto, la persona (o personas encargadas) del marketing deben tener la capacidad de investigar, configurar y aplicar un modelo de evaluación y control acordes a la política institucional para colaborar con el logro de los objetivos de la misma.

El encargado del marketing debe tener ideas innovadoras, claras y precisas para transmitir la visión de la organización, de esta manera colaborará con el desarrollo y el crecimiento de la empresa.

Todas las técnicas de mercadeo off-line son limitadas y traducidas al nuevo mundo online, es por eso que el Marketing Digital, siendo una herramienta relativamente nueva para la mayoría de las empresas, permite el posicionamiento dentro del mercado asegurando la participación en el mismo. La estrategia permite, además, la adaptación de las tecnologías de información y comunicación tan cambiantes. Por ello las organizaciones deben cambiar de paradigma para permanecer en el mercado, y esto puede lograrse diseñando una estrategia digital que incluya todos los espacios en donde el público objetivo interactúe.

MARKETING DIGITAL: ¿qué se puede hacer?

Actualmente se presentan diferentes opciones para que las organizaciones den a conocer los servicios y productos a nivel global, regional o local. Las redes sociales como Facebook y Twitter, o la plataforma de comunicación WhatsApp, son un ejemplo de ello; la introducción de nuevas tecnologías y alternativas hacen más fácil la manera de abrir mercados y llegar al público, sin embargo, antes de tomar alguna de estas opciones, el equipo de trabajo de marketing debe conocer el público objetivo e idear una estrategia en torno a los medios o fuentes que los mismos frecuentan. Adicionalmente, deben (o deberían) elaborar un plan para tener en cuenta las ventajas y desventajas que esto representa en materia económica y administrativa.

Una estrategia de Marketing Digital sin evaluación es tiempo perdido, por eso hoy existen herramientas que permiten monitorear estos medios sociales. La comprensión de cómo se puede medir la influencia digital es una de las cuestiones más interesantes del fenómeno.

Para poder tener una estrategia completa, hay que definir ciertos ítems. Uno de estos es el objetivo; idear una estrategia clara en las redes sociales siempre apunta a lograr la transmisión de mensajes  a través de estos canales online. Como  medio de comunicación, las redes sociales también cuentan con el proceso de comunicación: los usuarios son utilizados como medio transmisor del mensaje y estos, a su vez, son agentes de distribución. La comunicación se fortalece cada vez que algún usuario decide presionar “me gusta”, comentar, compartir, entre otros.

Para las organizaciones que no tienen implementado una estrategia de Marketing Digital, presentan un impacto en las ganancias y el posicionamiento siendo menores a aquellas que sí cuentan con una estrategia definida.

Me permito en este momento citar la frase utilizada por los autores del estudio sobre “formulación del plan prospectivo sobre las tendencias de marketing digital para la competitividad de las organizaciones al año 2030”

“‘Los dispositivos móviles están empezando a ser uno de los jugadores más importantes’, indicó el experto, al explicar que con ellos es posible conocer la ubicación de una persona y, ‘si está cerca de un punto de venta, hacerle una oferta’ en ese momento.” (Colombiainn, S.f)

PILARES DEL MARKETING DIGITAL

Para describir el producto o servicio se ha utilizado con gran frecuencia la teoría de las 4P (Producto, Precio, Plaza y Promoción); en el plan de marketing digital se utiliza la teoría de las 4F, que responden a Flujo, Funcionalidad, Feedback y Fidelización, cuatro pilares en los que se sostiene el marketing digital:

  • Funcionalidad: implica que lo que se ofrezca a la audiencia tiene que ser útil. Además debe ser accesible. Se debe evitar hacer pasar al cliente por una serie larga de clics, ni rellenar formularios largos.
  • Feedback: se refiere a mantener una comunicación bidireccional.
  • Fidelización con todas las opciones que se presentan en Internet; se debe lograr que el cliente se sienta motivado a regresar y recomiende los productos y servicios.
  • Flujo: El usuario debe sentirse atraído por la interactividad de la web, que capte su atención y logre una experiencia con valor añadido. Se dice que un contenido esta fluyendo cuando el mismo es compartido por diferentes redes sociales.

Ahora bien, el marketing digital como estrategia de posicionamiento ya no es tanto un lujo sino una necesidad, pero debe equilibrarse correctamente con las estrategias tradicionales. El objetivo en este caso ya no está siendo la implementación del marketing digital sino cómo hacer de tu estrategia algo innovador.

Comenta y participa