Lo que está bien de trabajar en casa y lo que no

Ser disciplinada, ser organizada y saber controlar los ánimos son las bases para poder trabajar en casa, aunque estoy segura que son muchas más, eso lo sabremos más adelante. Son muchas variantes que se considera para trabajar desde tu casa y otras que no son tan convenientes para nuestra productividad.

Dependiendo de tu personalidad, tu tipo de productividad o de trabajo, estas consideraciones pueden variar, ya que hay personas que se dispersan mucho, tienen hijos y por ende tienen que estar pendientes de otras tareas, ademas hay distracción de los vecinos, familiares y pareja; al igual que tenemos ciertas tentaciones como la tv, la cama y otras maneras de procrastinar o de atrasar cualquier actividad.

Si estudiando las condiciones puedes hacerlo, por supuesto que tendrás más ventajas que desventajas. Es decir, si eres un estudiante universitario y trabajas por tu cuenta porque quizás no conseguiste un trabajo de medio tiempo y no tienes otras responsabilidades si no estudiar y trabajar, pues posiblemente teniendo menos compromisos, el proceso de trabajar en tu casa puede ser más fácil.

Cuantas veces nuestros padres en camino a su trabajo no soñaron con trabajar desde casa, que no tuvieran que salir de ella y poder ganar dinero igual o más y estar más tranquilos en cuanto al agite del transporte de todos los días o tal vez, llegar a un lugar que pudiese ser hostil.

Con lo avanzado de la tecnología, trabajar desde casa se ha hecho muy fácil gracias a las herramientas que esta ofrece. En la actualidad son muchas las empresas que consideran que los empleados pueden realizar su trabajo desde casa y al menos reducir la ida a la oficina todos los días.

En general trabajar en la casa no es lo mejor para algunos y trabajar en una oficina no es lo mejor para otros. Por eso estudia tus posibilidades, tu espacio, lo que te conviene y lo que no con estas consideraciones:

Lo positivo.

Arma tu propia rutina

Trabajando desde casa tendrás la libertad de elegir un horario beneficioso para realizar tus actividades. No todas las personas son diurnas o nocturnas, es decir, hay personas que trabajan mejor de noche que de día o viceversa. Como consecuencia de tu desenvolvimiento productivo del día podrás definir un horario conveniente para ti.

Al igual que organizar tu horario. No dejes de planificar tú día a día, ya que al hacerlo te guiara para cumplir con tus responsabilidades. Como trabajaras desde tu casa tu rutina va a cambiar, organiza libremente tu semana, considerando los compromisos afuera de casa, los momentos familiares, momentos para ti o para hacer alguna otra diligencia.

Los descansos son obligatorios.

Depende de la capacidad que tengamos cada uno como humanos para soportar  la misma posición por horas o forzando la vista dedicándole demasiado tiempo al blog, a las redes sociales o a tus clientes. Llegará un momento y (que no nos tome por sorpresa),  que nuestro cuerpo y mente nos pedirá un descanso.

Más allá de los factores físicos, siempre es bueno despejar la mente un poco, como mínimo 10 o 15 minutos o lo que mejor les convenga y así los ayudaría a descansar la mente y el cuerpo para seguir trabajando.

Estando en tu casa tendrás muchas cosas que podrías hacer durante 15 minutos, como bajar a tu perro, hacer ejercicio, adelantar otras tareas para la casa, comerte algo, conversar con las personas que viven contigo, en fin, estado en tu casa estos descansos podrías aprovecharlos para adelantar otra actividad pendiente.

Elige tu propio espacio y decóralo a tu estilo.

Así seas abogada(o) o contadora (o) la creatividad siempre debe ser un elemento fundamental para cualquier profesional o estudiante. Arreglar el escritorio es necesario para cualquier trabajo que realices, te permite tener la mente ordenada, te dará placer visual y te provocara trabajar.

Ahora, en tu casa la libertad de decorar, cambiar el escritorio de posición será una elección propia que seguramente en una oficina empresarial no podrás hacer.  La creatividad y el orden ayudan mucho con la motivación y la concentración.

Crea condiciones de trabajo que disfrutes

El ambiente estable también es importante en casa, crea condiciones favorables para disfrutar de tu trabajo en casa. Escucha música sin necesidad de ponerte audífonos, siéntete libre de vestirte como gustes, come tus snacks favoritos, pon velas aromáticas o lo que te haga sentir más cómoda(o).

____

Lo negativo.

Interrupciones o distracciones que nos quitan tiempo

En casa es fácil distraernos, ya que no tenemos presión de nuestros jefes y solemos alargar o procrastinar las actividades, aunque no necesariamente tienes que tener un jefe que esté detrás de ti. Si existen otros factores que distraen, como nuestros familiares, hijos, pareja o vecinos.  Aquí es donde debemos practicar la disciplina y enfocarnos en trabajar, al menos que la distracción sea por una emergencia, claro está.

En la oficina, quizás por un tema de un horario determinado y presión de los jefes o clientes, solemos enfocarnos en nuestro trabajo por más tiempo.

Relacionado al punto anterior, las personas que están a nuestro alrededor a veces no saben o no entienden lo que haces.  Por ende sucede mucho que estas personas sin querer interrumpen tu trabajo, pensando que por estar en casa, estarías disponible todo el tiempo.

Tentaciones digitales  

Este punto también es una distracción, aunque enfocado en los equipos tecnológicos. En nuestra casa tenemos televisión, la computadora o laptop, el celular, la tablet, la radio y otros aparatos que sabemos que están ahí y por ello solemos jugar con nuestro tiempo para distraernos con algunas de ellas.  

También pasa que el Internet es una gran distracción, al igual que el teléfono (y más en esta era tecnológica) y pasa que nos desviamos de la actividad que estamos haciendo para revisar las redes sociales, páginas web o canales de youtube (al menos que sea necesario para el trabajo). En una oficina la concentración se desvía menos  y podemos mantenerla.  

Posturas no favorables  

Otra tentación es poder agarrar tu laptop y trabajar en tu mueble, en la cama o en cualquier lugar al que veas  “cómodo”. Al momento puede parecer agradable, pero créeme que no durara por mucho tiempo. Además que, con el tiempo estas malas posiciones afectaran algunas zonas de tu cuerpo.  

 Tanto en casa como en la empresa esto puede variar, estar con la misma posición por mucho tiempo puede cansarte. Sin embargo en la oficina hay menos posibilidades de que tengas estas posiciones poco favorables. 

Cuesta establecer relaciones sociales 

Este es uno de los puntos que las personas consideran para no trabajar en casa. Puede que no lo notes a los días o a las semanas, pero pasado un tiempo te das cuenta que extrañas a tus compañeros de trabajo, que tienes tiempo sin conocer a nuevas personas o que tienes tiempo sin salir a despejar la mente 

Tu círculo social se va disminuyendo, ya que estando en casa puede darte flojera salir y así vas posponiendo las salidas.  Todo esto si te consideras una persona social, extrovertida(o) y no te gusta estar sola(o) 

____ 

Recuerda analizar tus posibilidades y condiciones. Trabajar en casa no es para todo el mundo y eso está bien, igual que en una oficina empresarial.  Sin embargo, en esta vida los extremos son malos y siempre habrá un punto medio, a lo mejor ya hayas escuchado de los coworkingacá en Katara Espacios nos encargamos de darte el mejor ambiente para que puedas trabajar independientemente y así integrar lo bueno de las oficinas y la comodidad de la casa. 

 ¡Anímate y contáctenos!  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *