Consejos para freelancers: ¿cómo mejorar la productividad?

Trabajar desde casa es uno de los sueños de los jóvenes adultos del siglo XXI; la comodidad del hogar y la aparente falta de horarios es uno de los motores principales por los cuales han surgido tanto los trabajos a distancia no solo como una alternativa, sino una característica casi imprescindible. Sin embargo, este mismo entorno sin estructura ni barrera puede prestarse a disminuir el rendimiento, por ello traemos algunos consejos para freelancers sobre cómo equilibrar el trabajo y el hogar, que ahora funcionan en un mismo espacio, y mejorar la productividad.

La palabra clave es la disciplina. Es muy cómodo pensar que no hay que madrugar, empacar almuerzo y solo tener reuniones presenciales si estas son imposibles de programar por Skype u otra plataforma, pero el ajetreo de otras personas en los espacios comunes, las distracciones clásicas del internet, la televisión o la simple tentación de una siesta a media tarde pueden afectar negativamente el desempeño laboral.

 Incluso podemos llegar a engañarnos, revisando redes sociales y guardando una que otra cosa que puede servir para avanzar en el trabajo o proyecto de emprendimiento que se esté realizando a distancia, pero no necesariamente haciéndolo, por lo que es momento de sincerarse y anotar algunos consejos para freelancers.

10 consejos para freelancers sobre cómo trabajar desde casa

Francisco Sáez, ingeniero en informática y emprendedor fundador de la web FacileThings, explica en un artículos cómo después de 4 años de trabajo a distancia ha podido encontrar algunos ítems indispensables para tener un rendimiento óptimo, estos consejos para freelancers pueden ser claves para mejorar la productividad desde casa.

  1. Preparar un entorno de trabajo cómodo, pero dedicado al trabajo

Ayudar a establecer límites mantendrá separado, en la medida de lo posible, el hogar y el trabajo. Busca un lugar donde todo parezca influir positivamente en tu productividad: una luz natural cómoda, una mesa de apoyo, block de notas, todo lo que consideres necesario para cumplir tus labores.

Intenta no mezclar espacios como el sofá o la cama, por más cómodo que parezca las tentaciones y distracciones se van a disparar y adiós día de trabajo.

  1. Define rutinas

Y no te limites a una sola, prueba varias rutinas e intercala una y otra entre semanas hasta encontrar un ritmo que te funcione; contempla no solo las actividades laborales, sino actividades de ocio, ejercicio, citas con amigos… Los bloques de horarios funcionarán en la medida en que te sirvan como un recordatorio, y te acoples a ellos naturalmente.

  1. Organiza, planifica y estructura

Hacer listas es una de las actividades que todo freelancer debe aprender a hacer, no solo para tener una agenda sino porque ayuda a organizarte mentalmente. Escribir por puntos las actividades pendientes permite prever qué se tiene que hacer cada día, de esta manera estableces metas diarias y no te saturas de actividades.

Como consejo extra, intenta planificarlo por lo menos con un día de antelación, así vas a dormir con la seguridad de que tienes una cierta cantidad de tareas pendientes, y no te ahogarás al día siguiente queriendo hacer todo, pero no sabiendo dónde empezar.

  1. Define tus prioridades

También conocidas como TMI, las Tareas Más Importantes son estos hitos claves necesarios para algún avance realmente grande en el proyecto: una presentación, reunión de negocios, realización de un evento…

Identificar como máximo 3 TMI por día ayudará a afianzar la rutina y a maximizar el sentimiento de realización, por lo que a medida que taches estas tareas de tu lista, el resto del día avanzará casi por sí solo.

  1. Establece bloques de descanso

Realmente hay que considerar que los freelancers no son robots; debes contemplar en tu agenda diaria los bloques de descanso, así no sentirás tanta tentación de adelantarte porque sabes que, dentro de un tiempo estipulado, tienes un bloque vacío para tu esparcimiento.

Relajar los músculos y la mente también es una forma de prepararte para seguir avanzando, por lo que permitirte despejarte por un tiempo ayudará a recargar baterías para el resto de la jornada.

  1. Control: focus!

Las distracciones estarán siempre presentes, es cuestión de disciplina y voluntad no caer en ellos. La organización es quizás el mejor consejo para freelancers que puede haber, porque todo depende de ello: establecer el tiempo para revisar el correo, para pasar vídeos por youtube, actualizar redes sociales, contactar clientes o afiliados.

El objetivo es no querer hacer todo al mismo tiempo, sino distribuir las actividades en pequeños períodos de tiempo. Es inevitable revisar twitter durante el día, entonces ubica qué momento del día disfrutas más, así lo aprovechas y quedas satisfecho antes de seguir trabajando.

  1. Recuerda tu motivación

El tiempo y las responsabilidades agobian, es normal, por lo que utilizar elementos gráficos y visuales  que te ayuden a recordar tus valores y objetivos es un punto de apoyo necesario para no desgastarte mentalmente.

  1. Ubica sitios de trabajo alternativos

Estar encerrado en la misma casa con el tiempo puede cansarte, alterna los días en casa con otros lugares cómodos y que satisfagan tus necesidades como freelancer; dedícate a buscar alternativas para trabajar como cibercafés, donde tienes acceso al wifi, o considera incluso lugares de coworking.

  1. Desarrolla tu propio sistema

Definir y busca estrategias de organización personal y laboral es uno de los ítems claves. Una vez que vas avanzando y adquiriendo más responsabilidades, usar una agenda y lista de TMI comienza a ser insuficiente. No temas investigar y buscar técnicas comprobadas, si bien cada uno debe amoldarse a su comodidad, los consejos existen porque han marcado un precedente.

  1. Disfruta

Recuerda que todo lo que haces es por un trabajo que tú has elegido, debes sentirte complementado con cada tarea que haces, o la realización nunca será posible. Las reglas autoimpuestas son síntoma de madurez emocional y deseos de superación. La idea es buscar los elementos que se acoplen a tu personalidad y que te permitan crecer laboralmente al mismo tiempo.

Además… Parte divertida de tener reglas y parámetros personales es permitirte romperlo de vez en cuando ¿cierto?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *