Consejos para las madres emprendedoras

Toda madre tiene un trabajo de 24 horas, que dura toda su vida y lo hace sin remuneración, suena titánico ¿cierto? Ahora, existen madres emprendedoras, que, además de ser el pilar del hogar, hacen malabares y maravillas para llevar a cabo un proyecto o negocio.

La web Entrepeneur ofrece algunos consejos para madres emprendedoras, para que puedan sacar adelante todos sus emprendimientos con el mayor de los éxitos, equilibrando su salud mental y espiritual, porque, cómo negarlo, ¡lo merecen más que nadie!

  1. Conserva la pasión: el hogar siempre es primordial, por lo que sacrificar algunas horas por algo que no te llene de dicha no permitirá que te concentres lo suficiente como para mantener el negocio. Hacer lo que te gusta, tanto en casa como en el trabajo, es la principal motivación para hacer las cosas bien.
  2. No desvirtuar los objetivos: esto implica ser organizada e identificar desde el comienzo qué se desea lograr. La fuerza de una madre emprendedora debe mantenerse firme y luchar para alcanzar sus metas.
  3. ¡Juntos, pero no revueltos! La familia y el trabajo son cosas distintas: todo es por la productividad; aprender a separar las tareas de la casa y del trabajo ayudará a realizar cada una con la mayor de las concentraciones y dedicación.
  4. Vivir tu sueño no es malo: muchas madres emprendedoras se pueden sentir culpables por “desatender el hogar”, sin embargo, con buena organización puedes darle atención a tu trabajo y a tus seres queridos de manera adecuada. La satisfacción en todas las dimensiones de la vida es importante para llevar una buena salud mental.
  5. Aprender a pedir ayuda: sí, una madre es un ejemplo de lucha incansable, pero no tienes por qué hacerlo sola; aprender a pedir ayuda para terminar las tareas o, incluso, para tomar un respiro y un descanso ayudará a despejar la mente y recargar baterías.

Otros 4 TIPS de ahorro para madres emprendedoras

En este mes de la madre, lo mínimo que podemos ofrecer es un par de consejos de ahorro para ellas, porque la vida de las madres emprendedoras no tiene porqué ser un derroche.

  1. Ten siempre una agenda, o mejor, ten dos agendas: una para el trabajo y otra para las cosas del hogar; prepara cada una con tanta antelación como puedas, mínimo una semana, y verás como todo comienza a tener un orden.
  2. Haz listas de tareas: y, por supuesto, separarlas por dimensión familiar o laboral. No solo ayudará a organizarte y no olvidarte de algunas tareas, sino de que mejorará la productividad y el tiempo dedicado a cada una.
  3. Delega y simplifica actividades: esto se relacionado con pedir ayuda, a colegas o familiares y amigos para facilitar cada resolución de cada tarea, que todos ellos se sientan involucrados en sus dimensiones fortalecerá las bases de la relación.
  4. Busca herramientas de concentración y relajación: la primera para optimizar la productividad y realización de tareas, y la segunda para descansar correctamente sin dejar que las responsabilidades te abrumen.

En este mes de honor a la madre, ¡muchas gracias a las madres emprendedoras! Son un hito en la historia de que con pasión, sacrificio y organización todo es posible.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *