In Emprendimiento, Tips

Cuando se habla de marketing de contenidos como una estrategia de promoción se entiende que es una forma de atraer clientes al ofrecerles información valiosa y de calidad, no solo relativas a la marca, producto o servicio propio sino también a su estilo de vida y a cómo podrían relacionarse con la marca y afines.

Sin embargo, como una estrategia de promoción, el marketing de contenidos tiene que tener un objetivo claro y fuerte, así como micro objetivos y metas; esta sistematización permitirá establecer claramente qué se debe hacer ahorita para llegar a un futuro con la creación y difusión de cierto contenido.

El objetivo varía y puede ser tan específico como lo desees, desde atraer más clientes hasta cambiar la percepción de la personalidad de la marca, lo importante en todo caso es saber identificarlo y poner expresarlo en una frase congruente y sencilla.

Y una vez definido el objetivo… ¿Cómo continúa la estrategia de promoción?

Expresado claramente el objetivo principal que se persigue al utilizar el marketing de contenidos, pues hay que definir entonces cómo será el contenido publicado y por qué. En estos casos, la mejor recomendación es poder sintetizarlo por tópicos, estos pueden ser según su función (TIPS, noticias, recetas) o su dimensión de acción (vida social, economía, marketing, redes sociales, política…).

Obviamente, esto tiene que responder a tus deseos como gestor de la marca, sin embargo, es importante recordar lo que explica la especialista en marketing Eva Fernández: los contenidos traen muchos beneficios, a cambio de constancia y dedicación.

El trabajo de realizar marketing de contenidos es arduo, porque no puede ser crear contenido que llame la atención y dejarlo allí. Hay que saber qué contenidos quieren leer los usuarios (para ello, hay que conocer al usuario), qué tipo de contenido dentro de este conglomerado te funcionan a ti para tu objetivo, y cuál contenido puedes generar cómodamente y cuál reutilizar.

Entonces, esto aplica distinto dependiendo del usuario con quien se esté tratando y de la plataforma en la que encuentre el contenido; no es lo mismo ofrecer un producto por Twitter que por un blog personal; la fidelidad del usuario marcará una pauta entre lo que le interesa consumir o no, y por eso hay que tener contenido versátil y adaptado para estas situaciones.

¿Existe un paso-a-paso para esta estrategia de promoción?

Ciertamente, no hay recetas claves para ningún tipo de estrategia. Todo dependerá de la marca y de cómo se desee gestionar, sin embargo si hay puntos clave que deben tenerse en consideración si se desea tener éxito con el marketing de contenidos:

  1. Conoce a tu audiencia. Realizar un buen estudio de segmentación para saber a quién te diriges.
  2. Estudia el comportamiento en tus plataformas: revisa quiénes te ven en Twitter, Facebook, Instagram, Google+, Blog y cualquier otra red que poseas para promocionarte.
  3. Adapta el mismo contenido y crea links de retroceso: crea frases cortas y llamativas que inviten a leer un artículo en tu blog, o publica una foto en Instagram y llama a que revisen tu Facebook para verlas completas. La idea es jugar con el call-to-action.
  4. No crees contenido solo porque sí. Es más importante tener contenido reducido y de calidad a que tener grandes y pesados bloques sin nada que decir. Los usuarios que consuman el contenido deben sentir que están teniendo un beneficio por invertir tiempo en leer lo que publicas.
  5. Escribe sobre algo que te guste. Eso le dará más personalidad a tus publicaciones y es una buena forma de posicionarte en la web.
  6. Ten diversos contenidos separados por tópicos. Con una vida tan ajetreada, no hay nada más agradable que encontrar una sección etiquetada con el nombre de lo buscamos, ¿cierto? Hazle el trabajo fácil y sencillo al cliente agrupando tus contenidos.
  7. No temas reutilizar contenido: ciertamente estos se pierden mientras más abajo en tus plataformas queden, por lo que recordar cierta información es valiosa. Además, los puntos de vista siempre cambian y maduran en conjunto al proyecto, por lo que reescribir sobre un mismo tema le puede dar una perspectiva más completa la segunda o tercera vez.

Recuérdalo: en internet se encuentra de todo, lo importante es mostrar lo que haces, por qué tu marca es distinta a otras y, sobre todo, por qué eso la hace mejor para tus clientes. Haz contenidos dinámicos, atractivos y que sean una prueba de la calidad de la marca.

Ariannaly Pea

Autor: Ariannaly Pea

Redactora y fotógrafa.
Comunicadora Social de la UCAB en formación.

Te recomendamos también

Comenta y participa