Historia y creación: ¿qué es el inbound marketing?

Dentro de las estrategias de mercadeo, el inbound marketing es quizás una de las metodologías más novedosas para la interacción con nichos del mercado. Esta consiste en la agrupación de distintas técnicas de publicidad y mercadeo, creando un modelo nuevo que pretende acompañar al cliente desde su primera interacción con la marca hasta que se vuelve fiel a ella.

Queda atrás el concepto de atraer a los clientes por campañas masivas y medios ATL, para transformarse en la captación e interacción con no solo posibles compradores, sino con aquellas personas cuyo perfil encaje con la marca y sean más que clientes, embajadores de la misma.

Originalmente, como dice la web Inboundcycle, la idea era acompañar al cliente desde que comienza el proceso de compra de un producto o servicio hasta que este finaliza con la transacción; sin embargo el concepto ha evolucionado para representar el camino –literal y metafórico- que ha de hacer el cliente desde que comienza a tener contacto con una marca hasta que se vuelve fiel seguidor de ella, esto siempre guiado por la estrategia y sus ejecutores.

Pilares y otras consideraciones del inbound marketing

El tratamiento del inbound marketing está dado por su carácter amigable y poco invasivo, la idea es atraer al cliente ideal con elementos que lo hagan sentirse cómodo y en confianza; que lo hagan querer casarse con la marca.

Dentro de su metodología, existen algunas características que lo diferencian de otras técnicas de marketing:

  1. El arquetipo de cliente

Este término es empleado para explicar que no se trata de conocer de manera gregaria al cliente, ni de forma genérica, ni siquiera se trata de “conocer”, sino de “ser”; identificar el  arquetipo del cliente ideal permite conceptualizar y construir una imagen humanizada de la marca, porque ella en sí representa alguien con quien los grupos emergentes de la segmentación desearían relacionarse por afinidad.

Recuerda: tú eres tu mejor publicidad, por lo que hacer de tu marca una personalidad sólida es una maravillosa forma de que las personas se sientan en confianza con la interacción y aumenten la probabilidad de fidelizarse.

  1. Marketing de contenidos

Uno como persona reconoce sus gustos, sabe qué tipo de películas prefiere, cuáles autores de cuáles géneros le gusta leer y hasta el animal que querría de mascota; de esta forma, si sabes lo que le gusta a tu arquetipo ideal, sabes qué le gustaría ver en la web, de leer y qué cosa apreciaría saber.

El incluir marketing de contenidos implica añadirle valor a la experiencia, no solo es una invitación a compra, es una forma de ofrecer conocimiento o vivencias con solo relacionarse con la marca.

  1. Segmentación

Por supuesto, para generar contenido útil y apreciado, y poder saber qué le gusta al cliente al momento de interactuar con la marca, hay que saber a quiénes nos dirigimos, por lo que el proceso de segmentación es indispensable; sea la variante que sea.

  1. Redes sociales

Aprovechando los avances tecnológicos, utilizar distintas plataformas para preparar contenido con antelación es idóneo para asegurar que la información ideal será publicada en el momento que más se requiere. Lanzar contenido de manera agresiva puede repeler el cliente, por lo que hay que ser sutiles y no sobrecargarlos, pero sí que noten la presencia de la marca.

  1. Analizar y corregir

El inbound marketing nace como una estrategia eminentemente digital, haciendo uso de blogs, redes y otras plataformas, sin embargo como toda estrategia debe prepararse, plantear resultados deseados, aplicarla, estudiar los resultados obtenidos y corregir. Hay probabilidades de que lo que requieras para aumentar el engagement con la audiencia no sea demasiado movimiento de publicación en redes sociales, sino más bien un servicio de atención por mensajería o telefonía más rápido…Todo es probar y adaptar.

Teniendo menos de 20 años integrado el inbound marketing dentro del mundo empresarial de mercado, es importante desarrollar estrategias que mejor se adapten a la marca y el mensaje que se quiera emitir, considerando que no hay una estrategia única y perfecta, y que lo ideal sería preparar un plan de mercado especializado y focalizado, utilizando técnicas como esta como herramienta de apoyo. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *