Leyendas urbanas sobre el emprendedor

En los últimos años, mientras algunos se han lanzado en la aventura de comenzar un negocio, otros se han dedicado a menospreciar el trabajo del emprendedor. Muchas veces estas creencias no están fundamentadas, y poco a poco se van filtrando en la sociedad ideas peyorativas sobre empresarios independientes.

La desinformación acerca de la práctica del emprendedor es la principal razón de que se creen leyendas urbanas que no hacen más que afectar el rendimiento de quienes llevan su propio negocio, e incluso pueden llegar intimidar a quien desea comenzar un proyecto individual que podría significar un cambio radical en su vida personal y profesional.

¿Verdad o ficción del emprendedor?

Por diversas razones se suele menospreciar el potencial del emprendedor, alegando argumentos sin conocer la realidad de este arduo trabajo. Comúnmente se escuchan o comentan mentiras, cuando ni siquiera están conscientes de que lo son.

“El emprendedor es un flojo, se levanta a la hora que desea”

Puede no tener un horario establecido legalmente, pero eso no significa que no tenga que levantarse temprano. De hecho, siendo dueño de su propio negocio y sueño laboral, suele trabajar fines de semanas y feriados, y el horario de oficina no aplica para él; todo depende del nivel de compromiso que tenga con su proyecto.

“Emprender no es un verdadero trabajo”

Muchas de las más grandes compañías comenzaron como un emprendimiento. Desde Coca Cola hasta Apple, el nivel de esfuerzo y dedicación que se le debe aplicar a un negocio completamente nuevo es mayúsculo. La diferencia es que un empleado regular llega a una empresa ya establecida, y debe cumplir número de tareas fijas; mientras que el emprendedor debe iniciar desde cero, moldeando desde los objetivos hasta la personalidad de la organización.

“Emprender es para quien no sabe qué quiere hacer con su vida”

Aquél que decide iniciar su propio negocio sabe que, sencillamente, el mundo laboral que existe no le ofrece nada de su interés, y tiene mucho más para aportar al mercado comenzando desde los cimientos que sentándose en un cubículo de oficina.

“Los emprendedores son inmaduros e irresponsables”

Muchas personas opinan esto porque consideran que el emprendedor no quiere crecer y “aceptar” que debe conseguir un trabajo regular. Sin embargo, requiere mucha madurez y, sobre todo, responsabilidad desarrollar su actividad; no teme tomar las riendas de su vida e intentar algo completamente nuevo.

Como todo, hay que informarse antes de establecer una opinión particular, porque las leyendas sobre los emprendedores no son más que solo eso: pura ficción.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *