In Emprendimiento, Tips

El marketing de contenido es una estrategia de derivada del micromarketing; este es aquél que se enfoca en la segmentación del target para desarrollar toda estrategia de promoción de marca, y el de contenido se presenta como aquella estrategia destinada a crear contenido útil, interesante y de fácil consumo para el cliente para generar una reacción de atracción hacia la marca.

La especialista en marketing Vilma Núñez, cuyo blog es la fuente ideal de lo que es el marketing de contenido, plantea que este tipo de marketing tiene dos objetivos, dependiendo del medio en el cual se desarrolle:

  1. En redes sociales: busca incitar a las personas, a través de mensajes cortos y precisos, a compartir tu contenido porque este es relevante para su círculo social.

En redes sociales el marketing de contenidos busca que los usuarios sean quienes ayuden a proliferar el contenido de manera masiva a través de la promoción de terceros. Está estrechamente ligado a la creación de imágenes atractivas, infografías y anclaje de vídeos.

  1. En blog: la presentación del marketing de contenidos en esta plataforma es muchísimo más extensa y profunda, se basa en incluir contenido propio o análisis de contenidos de terceros y facilitarlos a los clientes, de por sí estos deben ser ya consumidores asiduos (tal vez no de tu marca, pero sí de los temas que tratas en el blog) porque la naturaleza del contenido no se adapta para todo el mundo.

En los blogs se utilizan distintos métodos para anclar a los clientes; uno de los que ofrece Núñez son los contenidos previos gratuitos, y si quieres versiones extendidas debes pagar una afiliación. Esto no solo permite monetizar el marketing de contenido, sino crear una red de clientes asiduos.

¿Qué más deberíamos saber del marketing de contenidos?

El contenido no solo debe ser artículo; marketing de contenidos se refiere a todo aquello que el público considere de utilidad para su desarrollo personal o profesional, esto incluye fotografías, vídeos, tutoriales, presentaciones, aplicaciones, juegos… Todo aquello que conecte con la naturaleza del target.

Lo importante es saber adaptar el contenido según el canal de promoción que utilices, no es lo mismo promocionar una aplicación de teléfono por redes sociales, que debe tener una frase que llame la atención y una invitación de descarga o compra directa, a promocionarla dentro de un blog, porque la persona que ingrese al blog querrá averiguar mucho más acerca de qué es esa aplicación y por qué descargarla sería un beneficio para sí.

Los canales de las redes sociales son sencillos de reconocer: Twitter e Instagram juegan con el contenido pequeño y atractivo e imágenes y vídeos; Youtube es ideal para tutoriales y actividades derivadas de la marca, así como vídeos promocionales; Facebook puede funcionar como un blog, pero hay que tener cuidado con esta red e identificar cómo desea ser utilizada, como fanpage o blog, porque el contenido debe adaptarse según su uso.

En los blogs se pueden publicar desde artículos hasta e-books, y la naturaleza de estos deben ir de acuerdo a la línea estratégica de la marca, la visión de cómo desea ser vista, pero también puede permitir ver otro lado de la marca: quizás artículos en referencia a quiénes son los trabajadores, por ejemplo.

Lo importante del marketing de contenidos es saber que es un complemento a la estrategia global, es un gran ciclo que permitirá al cliente sentirse cómodo porque está interactuando con una marca que se interesa por publicar cosas de su interés, a la vez que el cliente conoce más de la marca y quiénes la gestionan.

Ariannaly Pea

Autor: Ariannaly Pea

Redactora y fotógrafa.
Comunicadora Social de la UCAB en formación.

Te recomendamos también
Comentarios
pingbacks / trackbacks

Comenta y participa