Presupuesto: ¿cómo lo hago?

Cuando tenemos un emprendimiento o una pequeña empresa y apenas estamos iniciando, todo el tema de las cuentas y los números suele resultar lo más aburrido y quizás difícil, a menos que, por supuesto, tu profesión se relacione con esta área de contaduría y administración, pero si ese no es el caso, muy probablemente sufras cuando debes realizar el presupuesto de tu producto o servicio para enviárselo a un tercero. Por ello, venimos al rescate y traemos una manera sencilla de realizar esta acción.

Cuando un profesional se plantea cómo hacer un presupuesto, debe tratar de conseguir equilibrar el total de los gastos, las horas de trabajo y recursos consumidos y el margen de beneficio que se quiera obtener.

Factores que debes tomar en cuenta al realizar un presupuesto

  • Costos: Aquí deberás incluir cuánto es la inversión para poder realizar ese producto o servicio. Es decir, si se trata de una camisa, pues cuánto cuesta la tela, el hilo, los adornos, la elástica. Todo aquello que sea necesario para la ejecución final deberá estar representado aquí. Incluso es necesario incluir los gastos por traslado como el costo del transporte público o gasolina para poder ir y regresar a las tiendas. Es importante que tomes en cuenta todos los gastos para que no exista ningún tipo de pérdidas.
  • Beneficio: En este caso deberás identificar el costo de la mano de obra, realización o préstamo. Igualmente si cuentas con una alianza con otra persona o empresa, deberás identificar cuál será el porcentaje de ese tercero.
  • Precio de los competidores: Es muy importante que antes de asignarle el precio final a tu producto o servicio investigues cómo se ubica el precio de la competencia. Esto te ayudará a definir si el precio que estás colocando resulta muy alto o muy bajo, es como una referencia. Si se trata de algo completamente nuevo, deberás investigar entonces por artículos o servicios similares o que cumplan una función parecida.
  • Cantidad: Es importante que identifiques la cantidad para poder sumar y ofrecer el monto final. En esto se incluye cantidad de X producto (si son 2, 50 o más), cantidad de horas al usar un servicio, todo depende de lo que estés ofreciendo y lo que eso incluya.
  • Promoción: ¿cómo harás atractiva tu oferta? La promoción no siempre es obligatoria. En realidad depende mucho de tus objetivos, del tipo de producto o servicio que estés vendiendo, del tiempo que tenga en el mercado y de lo conocido o no que sea. Es muy usual que se tiendan a hacer promociones cuando se vende al mayor, pero como te explicamos, todo depende de ti y de tu servicio.
  • Importe: Esto quiere decir la suma del precio más el monto del IVA, lo que dará el precio final. Claro que esto depende de lo que ofrezcas y cómo lo ofrezcas, ya que cuando se trata de ventas personales el IVA no se aplica.

¿Qué debe explicar el presupuesto?

Una vez que ya has argumentado por qué el producto o servicio que estás ofreciendo tiene el precio que tiene lo siguiente es explicar todos los factores extras que se aceptan directa o indirectamente. Ello incluye:

  • Modo de pago: Es importante definir cómo se pagará (si el 100% antes de la entrega, 50% antes y 50% después, etc.) y el método de pago (transferencia, depósito, efectivo, tarjeta, entre otros).
  • Plazo de entrega: Es importante indicar en cuánto tiempo la persona podrá recibir o hacer uso de su compra y en cuánto tiempo deberá entregarlo de vuelta (si se trata de un servicio).
  • Garantías: Aquí se deberá incluir si la empresa se hace responsable por los daños o no, si existe cierto plazo de garantía para productos defectuosos o si existe la posibilidad de ofrecer servicio técnico o reparación en caso de ciertas situaciones.
  • Condiciones legales o de uso: En este apartado se definirán las normativas, los términos y condiciones que se aceptan al concretar la venta y las situaciones que podrían requerir de una intervención legal.
  • Envío: Esto no siempre hay que incluirlo, pero en muchas ocasiones sí es necesario. Se debe identificar cómo será el envío, mediante qué empresa o persona y si esto representa un costo adicional debe especificarse cuánto y cómo quedaría entonces, el monto definitivo.

Otros elementos que podrías incluir

  • Datos del cliente: si deseas hacer un presupuesto personalizado.
  • Datos de la empresa o persona que realizará el servicio
  • Concepto: breve descripción de lo que se está vendiendo, de qué está hecho, etc.

Es importante que así como detalles lo que se incluye, también lo hagas de aquello que no se incluye. De esta forma, evitarás malos entendidos y siempre debes dejar la posibilidad abierta a realizar preguntas antes de finalizar la compra, ya que en este caso, será posible para la otra persona aclarar dudad sobre detalles no especificados que se te hayan podido olvidar.

A continuación te dejamos un enlace de una plantilla de Excel ara construir un presupuesto. Ofrece una versión gratis y otra versión Premium (paga) un poco más completa.

https://es.excelworld.net/plantillas/presupuesto-para-excel

http://www.excelgratis.com/hoja-de-presupuesto-en-libro-de-excel/

http://www.planillaexcel.com/planilla-de-excel-para-hoja-de-presupuesto


Te recomendamos: 

¿Cómo llevar la contabilidad de tu emprendimiento?

Realiza tu Elevator Pitch en 3 pasos

Fuentes:

http://infoautonomos.eleconomista.es/marketing-y-ventas/como-hacer-un-presupuesto/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *