Técnicas de negociación para emprendedores

Un emprendedor se enfrenta diariamente a una ardua tarea: hacerse espacio en el mercado. Cuando se decide iniciar un proyecto, su emprendedor debe reunir una serie de tareas y ejecutarlas una a una para ir formándose un nombre, una marca y, poco a poco, el reconocimiento entre la competencia y sus clientes. Una forma de lograrlo es hacer que la marca crezca, esto requiere inversión, paciencia, desarrollo de técnicas de mercadeo y, sobre todo, técnicas de negociación.

Bien sea porque se requieren servicios de un tercero, se está solicitando una inversión, se propone una alianza o planes de trabajo en conjunto, las técnicas de negociación para un emprendedor son claves al momento de gestionar y finiquitar un acuerdo.

Por lo general, una negociación se lleva a cabo para resolver un conflicto de intereses; no necesariamente debe tener una connotación agresiva o negativa, simplemente son partes que tratan de llegar a un equilibrio donde ambos se vean beneficiados.

Este proceso de intercambio debe siempre apuntar a que las relaciones comerciales se fortalezcan, para así crear redes de networking que funcionen a futuro y ampliar el mercado de acción a través del alcance de con quien se hace negocios. La situación siempre debe ser un ganar-ganar.

El profesional de gestión de negocios César Piqueras explica, en su portal web, que ser un buen profesional no significa ser un buen negociador; existen diferentes formas y técnicas de negociación que todo emprendedor debe tener en cuenta cuando se desea lograr un objetivo particular en una negociación.

Consejos para mejorar las técnicas de negociación

  1. La educación es fundamental: el respeto y la cortesía transmiten seguridad y confianza a las personas, estos valores que deben siempre mantenerse anclados a la imagen del negociador serán referentes de la marca y ayudan a que la parte se simpatice con la causa.
  2. Genera empatía: la oratoria es importante al momento de transmitir correctamente el mensaje; hacerle saber al otro que el acuerdo está planteado para beneficiarlos a todos los incluidos será otro acierto para generar confianza y facilitar los términos de la negociación.
  3. Define y expresa tu objetivo: mantener las cuentas claras y ser honesto le permitirá a la otra parte sentirse en un terreno amigable, donde solo se buscan beneficios y no perjudicar a nadie.
  4. Maneja distintas opciones y alternativas: demostrar que se es flexible y que se puede reconsiderar algunos aspectos demuestra seguridad de que el objetivo está bien definido, y el cómo llegar a ellos debe ser decidido por consenso y no imposición.
  5. Estar dispuesto a ceder en algunos casos: sin volverse grosero ni abandonar la cortesía; aprender a ser políticamente correcto implica manejar las emociones de manera sabia y poder expresarse correctamente. Intenta siempre llegar a puntos que superen las expectativas, pero prepárate para ceder de ser necesario, y ten claro cuáles puntos son prescindibles.
  6. Infórmate: no solo de tu cliente sino de su área de trabajo, a qué target se dirige, con quiénes ha hecho alianzas anteriormente y, sobre todo, qué aspectos del acuerdo lo favorecen a él; incluir directamente en la exposición de argumentos sus beneficios es una muestra de buena voluntad.

De igual forma, todos estos consejos y técnicas de negociación se mejoran con la práctica; a medida que el emprendedor tantee el terreno y vaya haciendo redes de contacto, identificará qué métodos se acoplan mejor a su figura e imagen; todo término es negociable, lo importante es tener una propuesta innovadora y una presentación llamativa para cerrar el trato.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *