Estrategia de marketing: pasos para hacerla

Las estrategias son fundamentales para tener éxito en las ventas, darse a conocer, mejorar la reputación de una marca, entre otros, todo depende de qué desees lograr, pero en definitiva ellas son importantes para que esa meta sea posible, ya que permite planificar, organizar y canalizar el proceso de una manera que se incrementen las posibilidades de obtener éxito. Una estrategia puede aplicarse en cualquier ámbito, es decir, puede idearse una estrategia para redes sociales, para ventas directas, para publicidad, entre otros y para realizarla evidentemente existen personas especialistas en dicha área, pero con algunos conocimientos y conceptos básicos puedes comenzar una estrategia pequeña.  Los principales pasos para idear una estrategia son:

Define a tu público objetivo

Lo primero que debes hacer es identificar al público a quién estará dirigida esa estrategia. Aquí se debe especificar al público al que se dirigirá la estrategia, sus cualidades, características, etc. Es decir, se debe segmentar al público y seleccionar a uno de los segmentos. Esto determinará en gran medida decisiones sobre qué decir, cuándo, dónde y cómo decirlo y quién lo dirá.

¿Cuáles son tus objetivos?

Este paso se trata sobre decidir qué esperas lograr una vez que diseñes la estrategia y la pongas en marcha. Evidentemente el objetivo final es aumentar el número de ventas y de ingresos, pero antes de ello deben existir otros objetivos que servirán posteriormente para medir si la estrategia tuvo efecto positivo o no. Pueden existir objetivos a largo, mediano y corto plazo.

Elige el canal o medio de la estrategia

¿En dónde se implementará la estrategia? Esta pregunta debe responderse una vez que los mensajes o el mensaje se han diseñado. Según Kotler y Armstrong (2004) existen dos tipos de canales de comunicación: los personales (cuando se mantiene una relación directa con el público como correo electrónico, boca a boca, chat, teléfono, etc.) y los no personales (cuando la relación con el receptor es indirecta como la televisión, la radio, periódicos, revistas, páginas web, carteles, entre otros). No necesariamente debes elegir un solo canal, sino que puedes elegir varios canales. De todas maneras, lo recomendable es que no sean demasiados canales ya que esto permite una mejor especialización y dedicación en los seleccionados. Otra idea que puede funcionar si cuentas con la posibilidad es que en el caso de que selecciones muchos canales cada persona se especialice en cada uno de ellos.

Selección de la fuente

Se debe diferenciar entre el canal y la fuente del mensaje. Cuando hablamos de fuente, nos referimos a quién emite el mensaje, mientras que el mensaje se refiere a la vía. Es distinto que Adidas emita una publicidad de manera directa acerca de sus nuevos zapatos, a que contraten al reconocido jugador Messi para que lo haga, ya que de esta manera se crea mayor credibilidad. Entonces la fuente se refiere a quién emite el mensaje, que puede ser la misma marca o un tercero (pero claro que no siempre debe ser un tercero).

El plan de acción

Ahora sí viene la parte creativa, donde debes plasmar tus ideas y las distintas propuestas estratégicas para llevar a cabo la estrategia general. Dependiendo de tus objetivos y de tu público, deberás idear distintas maneras para que esos objetivos puedan cumplirse. Por ejemplo: promociones, nuevas dinámicas en redes sociales, concursos, entre otros.

Cronograma de actividades

Debes establecer un plazo límite para llevar a cabo la estrategia, ello incluye cuando comienza, cuando termina, los días en los que se publicará (si es para redes sociales) o se realizarán actividades. De esta manera los resultados serán mucho más medibles.

Presupuesto

Identifica la cantidad de dinero necesaria para llevar a cabo el plan de acción. Algunas estrategias requieren de una mayor inversión que otras como por ejemplo las que incluyen televisión, vallas, material POP, entre otras. Por otra parte, el presupuesto de algunas depende, ya que si incluye redes sociales o actualizaciones en la página web, por ejemplo, todo depende de si está previsto o representa un gasto.  

Medición de resultados

Dependiendo del cronograma y de las actividades los resultados deberán medirse en un tiempo determinado, periódicamente y de cierta forma. Por ejemplo: Si se trata de una nueva dinámica en una red social la medición de resultados probablemente sería periódicamente (cada 3 meses, por ejemplo) y se mediría la cantidad de likes, de repost, de impresionaes, de comentarios, es decir la interacción para poder evaluar si tuvo éxito, pero, por otra parte, si se trata de un concurso, la medición no sería periódica sino sería al finalizar el concurso y el método sería distinto, la medición incluiría número de participantes, forma de participar, entre otros.

La retroalimentación es lo principal que se mide, es decir, la cantidad de personas a las que les llegó la estrategia, las respuestas a favor y en contra, puesto que esto será importante para planificar próximas estrategias, sobre la base de lo que funciona y de lo que no, además la retroalimentación o feedback va muy de la mano con la cantidad de ventas concretadas, pues si este ha sido positivo es muy probable que las ventas hayan sido positivas también. En caso de lo contrario se deberá evaluar por qué.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *