Gestión y prevención de crisis empresariales

Cometer errores en la gestión de una empresa es muy común, pero es importante tratar de evitarlos en lo que mayor posible, porque en ocasiones pueden resultar muy costosos, no solo en el ámbito económico sino también en la imagen de la empresa.

El jefe de formación empresarial de Bancóldex, Efrén Cifuentes, comentó algunos consejos que pueden generar altos beneficios y minimizar la posibilidad de riesgo de enfrentar una crisis. Tales son:

Tener un plan de negocio

En este se debe definir el mercado y proyectar el posible número de ventas. Lo más importante de dicho plan es que debe ser realista, no deben hacerse estimaciones con el corazón. Además de esto, deben preverse todos los posibles escenarios, incluso el peor de todos, a modo de realizar todos los preparativos pertinentes.

Definir las responsabilidades

Cada persona debe cumplir un rol y solo ese rol, ya que si se le sobrecarga de trabajo su productividad no será tan efectiva como se desea. Además de esto, es importante que se tengan las habilidades idóneas al cargo, por lo que no siempre una persona que es experta en un área tendrá el mismo nivel de conocimiento en otra.

Llevar un registro contable

Desde el inicio de una empresa es vital que lleve un seguimiento de sus ingresos y egresos, esto le permitirá rendir futuros estados de cuenta, balance general, estado de pérdidas y ganancias, flujo de caja, entre otros. Además, tales estados financieros son requeridos por los bancos en la solicitud de créditos, por lo que si la empresa piensa solicitar uno en un futuro, deberá llevar este control con sumo cuidado.

Poseer una estrategia de mercado

Antes que todo debe definirse el mercado de la empresa, a quién se dirige, por qué y en dónde se halla dicho mercado. Una vez definidos estos aspectos, deberá determinar por medio de qué canales se comunicará, ofrecerá sus servicios, qué estrategia utilizará para darse a conocer, llamar la atención y de qué maneras podrá impulsar su negocio.

Administrar el personal

Lo más recomendable para las empresas es que tengan empleados fijos y de manera formal, ya que así evitarán la ausencia repentina de algún trabajador.

Distinguir los gastos

Para, sobre todo, los altos cargos de una compañía es fundamental separar los gastos personales de los de la empresa. No deben unificarse ambos para evitar confusiones en el mencionado registro contable y estados financieros.

Tener las reglas claras

Además de la misión, visión, valores corporativos, que son muy importantes, las empresas debe contar con reglamentos y pasos a seguir sobre cómo serán las cosas, qué estará permitido y qué no. Esto permitirá llevar un orden en la empresa y organizarla.

Agregado a esto se podría mencionar la creación de un comité de crisis (que dará las pautas a seguir ante un incidente y escogerá voceros especializados en estas situaciones), el desarrollo de un manual (un documento con los lineamientos y políticas de la compañía ante una crisis) y la realización de simulacros (para probar que las estrategias funcionarán ante los distintos escenarios y continúan siendo actualizadas).

Ser prevenido vale por dos, es por esto que siempre se debe tener un plan b y una rápida capacidad de respuesta, lo importante no es lo que suceda sino la forma en que reaccionemos a lo que sucedió.


En momentos de crisis es fundamental contar con un buen capital reputacional y buen endomarketing en los empleados, pues ambos aspectos se traducen en la confianza del público (interno y externo) hacia la empresa. Es por esto que te invitamos a leer:

Mejora el endomarketing de tu empresa en 6 pasos

Imagen corporativa: la mejor herramienta para solventar una crisis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *