Relaciones públicas para tu negocio

Comencemos por definir este concepto. Según Philip Kolter, especialista en marketing, el mercadeo cuenta con 5 herramientas de comunicación, que son la publicidad, las promociones, las relaciones públicas, la venta personal y el marketing directo.  Aunque en muchas ocasiones tendemos a asociarlas y hasta creer que son lo mismo, la verdad es que son diferentes. Pertenecen a una misma rama, pero no son iguales.

Cuando mencionamos las relaciones públicas estamos hablando de acciones que persiguen construir relaciones con los clientes a partir de la creación de una buena imagen corporativa y evitando la mala reputación, rumores y acontecimientos desfavorables, lo que incluiría hacer frente a esto último en dado caso de que ocurriera. 

Es importante recordar que cuando hablamos de imagen corporativa estamos hablando de la reputación de una empresa y de la percepción que tienen los clientes de dicha empresa. Una cosa es lo que la empresa dice que es y otra muy diferente lo que los clientes perciben, y esto último es lo que realmente importa. Entonces las relaciones públicas buscan esa imagen corporativa favorable y que esté en consonancia con lo que la marca dice ser. Todo debe engranarse.

Utiliza a favor las relaciones públicas para tu negocio

Las relaciones públicas pueden ejercer una influencia importante en los clientes a un menor costo que la publicidad (pues recordemos que esta última es paga, las relaciones públicas no siempre lo son), ya que la publicidad busca simplemente comunicar información acerca de la empresa y lo que ofrece, mientras que las relaciones públicas crean todo un sistema reputacional de la marca. Pareciera lo mismo, pero no lo es. La publicidad paga por las campañas y habla de productos/servicios. Las relaciones públicas solo pagan al personal que las ejecuta y algunas inversiones (dependiendo de la actividad o herramienta escogida), ellas hablan de historias.

Formas de hacer relaciones públicas

  1. Organiza eventos: Organiza eventos relacionados con la marca y con el negocio, donde puedas invitar a tus colaboradores (accionistas, socios, medios, etc.) a que observen las mejoras que se han logrado, los cambios positivos, etc. Por ejemplo: ruedas de prensa, inauguraciones, reuniones de fin de año, eventos filantrópicos, etc.
  2. Impulsa a tus clientes y colaboradores: recuerda que tus clientes son lo más importante, así que la mejor manera de que ellos sientan estima hacia la marca es que les ofrezcas herramientas y beneficios. Ejemplo: contenido innovador o entretenido, bono extra para clientes fieles, etc. Ellos deben sentir que los valoras y que te interesa conocerlos, claro que el tipo de impulso dependerá del tipo de negocio.
  3. Utiliza el strorytelling: Todos sabemos el excelente efecto que tienen las historias en las personas, pues las hacen sentir e involucrarse. No es lo mismo venderle a una persona un producto diciéndole que es bueno que contar como ese producto mejoró la vida de X persona, de una forma creativa.
  4. Redacta noticias: Las noticias nunca están demás. Los medios de comunicación siguen teniendo mucho poder, a pesar de que las modalidades hayan cambiado un poco. Una noticia sobre una marca y sus logros o sobre un próximo evento que hará esa marca siempre será bienvenida por aquel lector, oyente o televidente que acude a los medios para informarse.
  5. Haz uso de material audiovisual: En ello se incluyen pequeños videos para las redes sociales, diapositivas interactivas o hasta quizás participación y apoyo en alguna película.
  6. Organiza buenos discursos: No debemos olvidar el poder de la palabra. Estamos en la era de la comunicación por lo que muchos representantes y voceros de marcas son invitados a distintas actividades. Estas son relaciones públicas por lo que esos representantes deben prepararse bien y ofrecer un buen discurso.
  7. Materiales de identidad corporativa: La identidad de una empresa es la empresa, por lo que presentarla de una manera estructurada, organizada y formalizada habla muy bien de ella.
  8. Involúcrate con causas benéficas y actividades sociales: Cada vez más, las personas nos involucramos con la sociedad, comunidad y buscamos ayudar, por lo que en la actualidad se la otorga mucho valor a aquellas marcas que también buscan a hacerlo, que desean integrarse y aportar bienestar. Además recurrir a este tipo de herramienta, automáticamente generará otras formas de relacionarse públicamente. Pues el hecho de que una empresa inicie un proyecto social es motivo de noticia, de un evento, quizás de material audiovisual y de un storytelling (dependiendo de cómo lo abarques).

Muy bien, ahora ya sabes las distintas maneras de hacer relaciones públicas y lo positivo que puede ser para tu negocio. Solo quedan las buenas ideas y la creatividad para llevarlo a cabo. La imaginación es infinita, lo importante es que le ofrezca imagen positiva a tu marca o te ayude a salir de una mala imagen por X causa.

Fuente:

Marketing (2004). Philip Kotler y Gary Armstrong.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *