Técnicas de segmentación de acuerdo a las características

Segmentar al mercado es muy importante para lograr establecer las características que permitirán que idees estrategias más adecuadas a la forma de vida, comportamiento, situación económica, zona geográfica, entre otros, de tu público objetivo y clientes. Dependiendo de los atributos de tu mercado, deberás apostar por una estrategia o por otra. Conocer a tu público es fundamental para poder complacerlo, darle lo que necesita e identificar esas acciones claves que te distinguirán frente a la competencia y lograrán que te prefieran.

¿Qué significa segmentar?

Cuando hablamos de segmentación nos referimos a la división del mercado en diversos grupos de acuerdo a ciertas características que los identifican y que comparten unos con otros. Por lo que se conforman grupos de personas que comparten mismo comportamiento, gusto, clase social, religión, etc.

A continuación te ofrecemos 4 maneras de segmentar los mercados de acuerdo a sus características.

Segmentación geográfica

Se refiere a la segmentación o división del mercado de acuerdo a distintos grupos que comparten zonas geográficas cercanas o iguales. Es decir, se categorizan grupos de acuerdo a estados, países, comunidades, ciudades, pueblos, entre otros. Una empresa puede atender a una misma zona geográfica o a varias zonas. Algunas empresas se concentran en satisfacer zonas muy específicas o algunas se dedican a satisfacer zonas poco tomadas en cuenta por otras empresas, por lo que ofrecen servicios y productos personalizados y únicos para ese mercado tan concreto y particular. Ejemplo: una empresa cuyos clientes sean únicamente las personas que viven en Chacao, Caracas.

Segmentación demográfica

División del mercado en función de distintas variables como sexo, religión, clase social, edad, tamaño de la familia, ciclo de vida, ingresos, ocupación, profesión, educación, raza, generación y nacionalidad. Este tipo de segmentación es la más sencilla y más empleada por la mayoría de las empresas, ya que comúnmente los deseos y las necesidades suelen variar a la par de las variables demográficas y son mucho más sencillas de identificar, lo que resulta bastante eficaz para empresas nuevas, que estén comenzando o con poco presupuesto, pues suele ser bastante acertada si se estudia de la manera adecuada.

Te recomendamos visitar nuestro artículo sobre la segmentación generacional, es un subtipo de segmentación demográfica, bastante interesante.

Segmentación psicográfica

Este tipo de segmentación divide al mercado de acuerdo a factores como estilo de vida, clase social y personalidad. No se fija tanto en características específicas como la edad sino en otros factores como la personalidad (sin importar la edad). Es decir, mientras que una segmentación demográfica puede estar dirigida a personas con edades entre los 20 y 30 años (por ejemplo). Una segmentación psicográfica se puede dirigir a personas con un estilo de vida fitness o con una personalidad tímida (y aquí no es relevante la edad).

Este tipo de segmentación suele requerir un poco de más estudios, puesto que debe evaluar muy bien los gustos y preferencias de aquellas personas que tengan cierta personalidad o cierto estilo de vida especial.

Segmentación conductual

Esta es la segmentación que requiere de mayores estudios, ya que se encarga de evaluar el comportamiento y comparar resultados de estímulos-respuestas. Es decir, una empresa realiza un estudio para evaluar como responden las personas ante determinada situación y de acuerdo a los resultados llegan a una o varias conclusiones que serán las que ofrezcan los datos necesarios para proponer estrategias específicas que respondan a esa conducta.  Este tipo de segmentación es muy eficiente si se llevan a cabo los estudios adecuados con exactitud, pero suele requerir de una inversión y presupuesto, ya que depende de encuestas, intervención de especialistas, realización de eventos como Focus Group, realización de pruebas, entre otros.

Dentro de esta categoría se puede englobar varias subcategorías. La conducta puede evaluarse según el momento de uso (como época o fecha especial), beneficios buscados (comodidad, estilo, lucir bien, etc.), nivel de uso (comportamiento de no clientes, clientes, clientes primerizos, clientes potenciales), frecuencia de uso (esporádicos, habituales, infrecuentes), nivel de fidelidad (clientes fieles y no fieles, asisten a la competencia o no, entre otros).

Fuente: Marketing (2004) – Philip Kotler y Gary Armstrong. 

A continuación te dejamos un vídeo de NextU, donde se explica en 4 minutos cómo hacer una segmentación de mercado. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *