In Emprendimiento, Tips

En nuestro artículo anterior conversamos acerca de la influencia que tienen las redes sociales en nuestras emociones y sus efectos secundarios en los jóvenes, quienes presentan mayor vulnerabilidad hacia ellas en el ámbito psicológico.

En esta ocasión haremos algunas recomendaciones para aquellas personas que deseen disminuir su consumo de redes sociales y que dejen de tornarse una distracción. Las redes se convierten en una especie de droga, por lo que deberás dejarlas paulatinamente para que el síndrome de abstinencia no sea tan agudo. Sí, leíste bien, síndrome de abstinencia: un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad de Winchester concluye que al dejar las redes sociales se produce este síndrome de diversas formas en personas que presenten adicción hacia ellas. Los casos los evalúan y describen de acuerdo a los tipos de redes sociales y el síndrome empeora dependiendo de la naturaleza social de las mismas; hablar de ello abarca suficiente contenido para hacer otro artículo, por lo que guardaremos este tema para más adelante. Por lo pronto y sin más preámbulos, te dejaremos 2 opciones: Moderar el uso o abandonar las redes por completo. Si quienes moderar el uso, a continuación te dejamos 5 recomendaciones:

1. Admite que tienes un problema

Como todo problema o como toda adicción el primer (y gran) paso es admitir que tienes un problema. Si ya lo reconociste y dijiste “ok, tengo un problema, porque paso más tiempo viendo memes que leyendo contenido interesante”, es un gran avance. De lo contrario, si algunas personas te lo han dicho, pero tú no has podido admitirlo, debes intentar evaluar tu consumo en redes, lo que puedes hacer con los siguientes puntos. Admitir el problema es crear dentro de ti la intención de superarlo. Y esa intención es necesaria para poder conseguir cualquier resultado.

2. Lleva un control del tiempo que pasas en cada red

Es normal que transcurran varios minutos en redes, sobre todo si estás en tu tiempo libre o las usas como herramienta para pasar el rato mientras esperas algo. Sin embargo, no puede convertirse en algo normal que estés 1 hora o más tiempo conectado a las redes, y menos si esto interfiere con tus actividades primordiales de trabajo o estudio, es decir, que pares tu trabajo para revisar los likes de tu última publicación (puede que lo hagas si te sientes abollado, pero no se puede convertir en un hábito que repitas cada 15 minutos).

3. Analiza el valor que aporta cada red a tu vida

¿Es contenido que realmente te nutre de conocimiento o simplemente te produce una sonrisa y un momento entretenido? Porque en caso de que sea lo segundo, lo mejor sería prescindir de las redes o al menos disminuir su uso. Mediante las redes podemos adquirir conocimientos breves o pueden redirigirnos a páginas web que tengan noticias o información de interés, pero todo depende del tipo de cuentas a las que sigas y las conexiones que establezcas.

4. Establece un determinado momento para revisar esas redes

Pauta momentos determinados para revisar tus redes y procura que sean en aquellos espacios vacíos donde no tengas trabajo ni estudio, es decir un momento libre, como antes de acostarte, luego de comer, etc. Una vez establecidos los tiempos, no rompas con ello. Si sientes la tentación de tomar tu teléfono y hacer una “breve revisada”, intenta abstenerte, pues sabes bien que ese “tiempo breve” terminará convirtiéndose en 2 horas de ocio y tiempo perdido.

5. Elimina el aviso de las notificaciones

Cuando recibimos una notificación a nuestro teléfono de una red social, automáticamente lo encendemos y nos dirigimos a la aplicación para verla, bien sea porque nos molesta el aviso sobre el icono de la app en el inicio o por curiosidad. Por tanto, elimina el aviso de las notificaciones en la configuración de la red para que no caigas en breves tentaciones que nuevamente terminarán siendo tiempo prolongado e improductivo.

El abandono total o el bloqueo de la página (que sea tu última opción)

Como es bien sabido, actualmente es necesario tener presencia en redes, por lo que mantenerse alejado de ellas debe ser la última opción, pero si realmente tienes una adicción severa o sientes que necesitas dejarlas, puedes optar por abandonarlas por completo o parcialmente.

Otra opción es abrirte un nuevo perfil y cerrar el anterior, donde comiences a seguir a otras personas, nuevos tipos de contenido y vigiles el consumo con mayor moderación, todo con miras a que te aporte mayor valor. Todo dependerá de tus objetivos.

Fuente:

https://entusiasmado.com/10-consejos- para-superar- la-adiccion- a-facebook- o-a- otras-redes-sociales/

Emnie Urdaneta Müller

Autor: Emnie Urdaneta Müller

Redactora / Profesora de Baile
Comunicadora Social UCAB en formación

Te recomendamos también

Comenta y participa