¿Primer trabajo? Escoge la vestimenta perfecta

Si bien es cierto que lo más importante son nuestras habilidades y desempeño, también es fundamental tener una buena presencia e imagen, pues esto habla muy bien de una persona al indicar signos de pulcritud y cuidado. Alguien que cuida su imagen física y la forma como es vista por los demás es muy probable que también sea una persona que cuida los detalles de su trabajo y le gusta realizar sus tareas con eficacia.

Si estás en proceso de entrevista por la búsqueda de un nuevo trabajo o a punto de comenzar en una nueva empresa, te hacemos estas recomendaciones para que siempre te veas impecable y tengas una vestimenta perfecta, pues son aspectos importantes que cuidar si deseas que te atribuyan seriedad y profesionalismo.

Identifica el código de vestimenta del lugar

Debes conocer cuál es el grado de formalidad de la empresa. Existen empresas donde la vestimenta puede ser formal, semiformal o casual y dependiendo del caso deberás encontrar las piezas adecuadas para que estés acorde.

Cuida los detalles

Aunque una empresa resulte casual, debes cuidar que igualmente puedas verte profesional. El secreto está en la creatividad que tengas para idear combinaciones entre lo formal y casual. Es importante que cuides los detalles de todo lo que utilices, así que mantente atento a cualquier hilo suelto, manchas, rotos, estampados muy llamativos, accesorios grandes,  etc.

Colores neutros

Aunque esto también depende del código y seriedad de la empresa, opta por colores neutros como el negro, gris, beige, azul marino, blanco y salmón. No hay problema en escoger otros colores más llamativos, pero entonces intenta que el resto de los accesorios sí sean más neutros para que solo destaque ese color. Haz lo posible por no llevar una pieza de un color distinto, sino armoniza. Deja el colorido excesivo para la playa y otros eventos.

Dile no a los escotes pronunciados

Es preferible evitar momentos incómodos, así que opta por blusas recatadas. No será cómodo que en tu entrevista o primer día la mirada se desvíe. Recuerda que la imagen es solo para emanar profesionalismo, pero al final quien debe destacar eres tú.

Zapatos adecuados

Intenta que tus zapatos estén en buen estado. Nada de suciedad o huecos. Para el caso de entrevistas, evita los zapatos deportivos a toda costa, mejor escoge mocasines, zapatillas, tacones, tacones bajos y sandalias. Ahora bien, si luego de la entrevista y algunos días en el trabajo te das cuenta de que no hay problema con el uso de zapatos deportivos o sneakers, combínalos con prendas no tan casuales, para que logres un balance perfecto.

Las sudaderas y camisetas estampadas quedan fuera

Con estampados no nos referimos a flores o algún diseño, sino a mensajes muy explícitos o el retrato de tu artista preferido. Las camisetas unicolores tienen larga vida. Igualmente si hace frío y deseas llevar un suéter opta por un pullover, cárdigan, chaquetas y blazers, deja para otras ocasiones el suéter tipo sudadera.

Lo que debes evitar siempre en un trabajo o entrevista:

  • Pantalones y chaquetas rotas.
  • Aretes demasiado extravagantes.
  • Monos.
  • Conjuntos deportivos.
  • Camisetas con retratos, muñecos y frases explícitas.
  • Demasiados colores juntos.
  • Sudaderas
  • Zapatos deportivos.
  • Escotes pronunciados.

Como regalo, queremos aconsejarte que observes estos vídeos, los cuales ofrecen más consejos y combinaciones.

Para mujeres: 

Para hombres:


Te recomendamos:

6 prendas básicas para emprendedores

¿Cómo construir una reputación positiva y sólida?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *